Consejos Para Padres

La comida y la nutrición en el embarazo

LA MEJOR COMIDA. La comida de calidad es la que está más cerca de su estado natural y ofrece a usted y a su bebé un buen valor nutritivo. Comer comida de calidad debe ser un objetivo durante el embarazo, y también después. Cuando salgan de compras elijan productos frescos. Elijan frutas y verduras lozanas. Rechace las marchitas o pasadas. La comida orgánica es una muy buena desición para evitar la presencia de hormonas y pesticidas. Los alimentos ultra refinados, tales como las harinas blancas y la azúcar blanca, han perdido casi todas sus propiedades, de modo que en ellos usted sólo estará ofreciendo a su bebé exceso de calorias. A continuación les daremos algunos consejos para las provisiones en la oficina.

  1. Tomar agua mineral.
  2. Tomar jugos naturales sin endulzar.
  3. Tomar Yogur natural o Yogur de leche de almendras.
  4. Comer fruta fresca.
  5. Comer Bocadillos de vegetales como: bastones de zanahoria, rodajas de tomates y apio.
  6. Comer pan integral.
  7. Comer germen de trigo.
  8. Comer frutas secas o semillas.
  9. Comer galletas integrales.

Consejos para alimentar a los niños

 

La alimentación de un niño es de fundamental importancia para que este posea un estado de salud sano y se desarrolle en forma óptima tanto en el aspecto    físico como en el mental. Es importante remarcar que todos los niños deben llevar a cabo una alimentación nutritiva, equilibrada y variada.

 

Es importante aclarar que no deberás darle de comer al niño lo que desee con tal de que este incorpore alimentos, desde que el niño empieza ingerir alimentos tendrás que acostumbrarlo a que consuma cualquier clase de elementos como carnes, verduras, pastas o harinas. Eso si deberás respetar sus gustos o preferencias ante distintos platillos

 

 

Algunos consejos a la hora de alimentar a un niño:

-          No acostumbrar a los niños a que coman fuera de horario.

-          No repetir siempre las mismas comidas.

-          No obligar a que los niños coman más de lo que desean.

-          No premiar a los niños con dulces.

-          No festejarle al niño un buen comportamiento ofreciéndole comida chatarra.

-     No incorporar en el menú diario de los niños el consumo de elementos que contengan harinas en exceso, postres, bebidas gaseosas o golosinas entre otras cosas.

La importancia de la lectura en los niños.

Leer es una  de las más altas funciones del cerebro humano; de todas las criaturas terrestres,  solo las personas son capaces de leer.

Leer es una de las funciones más importantes de la vida, puesto que, virtualmente, todo el saber se basa en la capacidad de leer.

Es verdaderamente sorprendente que hayamos tardado tantos años en darnos cuenta de que cuanto más pequeño es un niño cuando aprende a leer, más fácil le resultará leer y mejor leerá.

Los niños pueden leer palabras cuando tienen un año, frases cuando tienen dos y libros cuando tienen tres años, y les encanta.

Los niños aprenden a leer por medio de láminas de lectura, es así como la publicidad nos brinda textos todo el tiempo y los niños hacen en segundos fotos mentales de cada texto que ven en su entorno.

Los textos deben ser brindados desde los primeros meses de edad, libros especializados para bebesniños de todas las edades, la lectura deberá ser dirigida por un adulto en espacios iluminados y frescos, para la buena motivación de los niños.

 

Colección Psicología y Educación.

Glenn J. Doman.

Director de: The Institutes for the Achievement of Human  Potential, de Filadelfia.

 

 

Volver

Pedagogía con responsabilidad.

¿Cómo actúa usted con respecto a los bloqueos?

 

·         ¿Cómo bloquea a su hijo cuando habla de sus preocupaciones? Lo consuela, lo critica, lo aconseja, cambia el tema, se pone a la defensiva, interpreta su problema por él o lo interroga?

·         ¿Qué ocurre en su interior en aquellos momentos? Tal vez se sienta tenso y rígido, o asustado, o cree que debe tener una respuesta para todo.

·         ¿A qué cree usted que se deben sus bloqueos para escuchar.

·         Practique una escucha reflexiva con su hijo, y empiece con un problema menor. Cuando tenga más práctica, puede usar la misma técnica para asuntos más importantes.

 

CAROLINA RODRIGUEZ COBO

Directora.

 

Volver